Está cambiando la imagen de los vinos argentinos en el exterior

James Molesworth, reconocido periodista de la revista Wine Spectator, una de las más influyentes del mundo del vino, elogió en su última edición las notables mejoras en los caldos argentinos y del progreso alcanzado por varias bodegas. Nuestros vinos hacen ruido en el exterior.

“Aunque parezca gigante, dentro del negocio mundial de vinos, prácticamente se conocen todos”, esta es una de las afirmaciones más comunes que se escuchan de boca de los actores de la vitivinicultura. Y la verdad es que suele ser cierta. Dentro del mundo de la vitivinicultura todos están relacionados y esto hace que de alguna manera el poder de quienes dicen qué es bueno y qué es malo esté concentrado. Las críticas a los vinos, tal como las críticas al cine, son una de las fuentes de grandes negocios o de pérdidas.

En el mundo del vino son contadas las publicaciones que pueden arrogarse el poder de generar una gran expectativa en el mercado por un vino o de defenestrarlo para siempre. Entre estas publicaciones se encuentra la revista y sitio web Wine Spectator, que con su opinión influye directamente sobre el retail y las futuras ventas de las empresas.

La semana pasada, el periodista de vinos James Molesworth estuvo en Mendoza, Buenos Aires y la Patagonia, visitando bodegas y degustando nuestros vinos. Bajo el título de su post “Turning Around a Tanker” (www.winespectator.com), el periodista detrás de las degustaciones y los puntajes a los vinos argentinos comentó al mundo cómo las bodegas están cambiando sus percepciones y mejorando la calidad de los productos.

Halagos para los enólogos

“Desde que comencé a cubrir los vinos de Argentina en el año 2000, Trapiche no ha estado exactamente entre mis bodegas preferidas. Como la bodega producía indiscriminadamente grandes volúmenes, con frecuencia la calidad me parecía mediocre. Eso parece estar cambiando gracias a los esfuerzos de su primer enólogo, Daniel Pi”. Con este párrafo Molesworth describió cómo las grandes bodegas argentinas están cambiando con el paso del tiempo con la supervisión de “visionarios”.

El crítico especializado no escatimó en halagos para el winemaker cuando dijo en su post: “En 2002, Trapiche producía 1 millón de cajas, 70% de las cuales eran destinadas al mercado interno de Argentina. Hoy, Trapiche produce 2,5 millones de cajas de vino y ha virado hacia la exportación de la mayor parte de su vino. Trapiche despachó 250.000 cajas a los Estados Unidos en 2007 y espera alcanzar las 300.000 este año. Transformar una bodega de ese tamaño mientras la producción sigue creciendo es similar a hacer girar un buque 180º a toda máquina”. Y además agrega que “Pi ha hecho cambios literalmente desde los cimientos” y continúa diciendo que “haber aumentado la calidad le merece a Pi gran reconocimiento, la cual es evidente principalmente en las nuevas líneas de vinos de viñedos únicos”.

“También en vías de cambio encontramos a la Bodega Luigi Bosca”, dice el periodista, quien resalta el hecho de ser la familia Arizu una de las más tradicionales del país con cuatro generaciones manejando el negocio. Entre los temas más importantes resalta la calidad de los Malbec y Pinot Noir de la bodega y la gran gama de varietales y blends que ofrece.

Llegando al Valle de Uco, pasó por O. Fournier, de José Ortega, quien dejó su impresión en el norteamericano encargado de dar su veredicto sobre la bodega. En este sentido dijo que “los vinos de O. Fournier muestran típicamente personalidades fornidas, lideradas por el cacao y gran concentración. Algunos de los vinos tienen como equilibrio al relleno, mientras que otros pueden ser realmente firmes. Debido a su herencia española, varios de los vinos de Ortega incorporan Tempranillo junto con el Malbec, dando una nota de vainilla a los vinos”.

Uno de los comentarios que más ha llamado la atención es la buena crítica que tiene la bodega familiar Alto Cedro de Karim Mussi, que fue definida como “representante de la verdadera enología artesanal”, luego de contar la historia de esta familia de descendientes libaneses en Mendoza.

“Los vinos de Mussi son típicamente súper frescos y picantes, con sencillas notas florales y de frambuesas y finales largos y bien logrados” aclaró.

¿Por qué tiene tanta importancia?

Siempre es interesante saber por qué este tipo de periodistas tienen tanto peso a la hora de hacer comentarios sobre un vino o una bodega. Evidentemente, estos gurús del vino han hecho notar el peso de sus plumas hasta convertirse en referentes del vino mundial.

La revista ha sido nombrada por segundo año consecutivo como la publicación de lujo más importante de Estados Unidos, estudio “Luxury Brand Status Index”, y forma parte de un grupo de revistas manejadas por la editorial M. Shanken Communications, tales como Cigar Aficionado, Food Arts, Market Watch y Impact.

El sitio de Internet de la revista fue lanzado en octubre de 1996, www.winespectator.com y es uno de los portales de internet internacionales con más autoridad en el mundo del vino. Tiene más de 189.000 suscriptores pagos. Más de 1.000 nuevos ratings de vinos cada mes. Se calcula que sus contenidos en total por mes tienen más 5 millones de visitas. Y cuenta con 550.000 visitas únicas por mes. Lo que la convierte en una de las web de vino más influyentes del mundo.

Fuente: Suplemento Fincas, Diario Los Andes

Imprimir articulo Imprimir articulo

Deje su comentario